Once municipios de diferentes estados de México fueron catalogados este martes como pueblos mágicos por la Secretaría de Turismo (Sectur) con el fin de detonar e impulsar la economía y el flujo de visitantes.

Los municipios se ubican en los estados de Campeche, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí y Yucatán, y las localidades fueron seleccionadas “después de pasar un riguroso proceso técnico“, según expresó el secretario de Turismo, Miguel Torruco, en un boletín.

Con estas denominaciones, el país tiene ahora 132 pueblos mágicos, que han iniciado un proceso de transformación para consolidarse como destinos turísticos de primera calidad“, indicó la Secretaría de Turismo (Sectur)

Las poblaciones que se suman a este importante programa de la Secretaría de Turismo son:

Isla Aguada (Campeche)

Zempoala (Hidalgo)

Ajijic (Jalisco)

Tonatico (Estado de México)

Paracho (Michoacán)

Mexcaltitán (Nayarit)

Santa Catarina Juquila (Oaxaca)

Tetela de Ocampo (Puebla)

Santa María del Río (San Luis Potosí)

Maní (Yucatán)

Sisal (Yucatán)

El titular de Sectur, quien participó de manera virtual, afirmó que estas localidades designadas tienen una “enorme riqueza cultural y natural, conformada por un mosaico de folclor, arquitectura, tradición, lenguas, gastronomía, artesanías y biodiversidad“.

Reiteró que, acorde con una visión “socialmente integradora“, el turismo hoy se transforma para mejorar la calidad de vida de las comunidades receptoras, al tiempo de brindar “la mejor experiencia” al visitante.

Finalmente, el titular de Sectur hizo un exhorto a todos los miembros de la industria turística, tanto del sector público como privado, “a unir nuestras voluntades, talento y creatividad, para consolidar a los ‘pueblos mágicos’ como un símbolo de nuestra identidad nacional y, en ese sentido, trabajar para mejorar su imagen y las condiciones de vida de sus pobladores”.

Pese a los apoyos al sector, México acogió en septiembre 39.7 por ciento menos de turistas internacionales que en el mismo mes de 2019, al pasar de algo más de 3 millones a 1.8 millones de viajeros por la pandemia de covid-19 y pese a que ese era el cuarto mes desde que comenzó la reapertura económica del país.