Pese a que la semana pasada anunció que se tendrían cada semana más de 400 mil dosis de vacunas de Pfizer y BioNTech contra el covid-19, el presidente Andrés López informó que disminuirá a la mitad el cargamento que llegará mañana a México.

En  su conferencia de este lunes, López afirmó que se reducirá a la mitad el pedido del gobierno mexicano, debido a que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) obligó a Pfizer que entregue vacunas para países pobres.

Sin embargo, aseguró que de todas maneras se está por cerrar un acuerdo con una farmacéutica rusa para adquirir su vacuna contra el virus Sars-Cov2.

Se está a punto de emitir una resolución sobre la calidad de la vacuna (rusa), de modo que vamos a poder disponer de esa (fórmula)”, señaló.

También, anunció, que México tendrá al alcance la vacuna de la farmacéutica China de Cansino y la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Tenemos opciones para que se cumpla la meta, para que a finales de marzo se tengan vacunados a todos los adultos mayores“, afirmó.

López confirmó que a los brigadistas, los servidores de la nación y los voluntarios que se vayan sumando se les vacunará contra el covid-19 para protegerlos.