El Papa Francisco pidió hoy el cese de las tensiones en el este de Ucrania y dijo observar con preocupación el incremento de la actividad militar, al tiempo que expresó su cercanía a la población que vive una “grave situación humanitaria”.

Sigo con preocupación los acontecimientos en algunas áreas del este de Ucrania, donde en los últimos meses se han multiplicado las violaciones del alto el fuego. Observo con inquietud el incremento de la actividad militar”, dijo Francisco este domingo tras el rezo del Regina Coeli, que sustituye al Ángelus en tiempo pascual, desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano.

Francisco pidió que se acaben las tensiones y se “den gestos capaces de recomponer la confianza recíproca y favorecer la reconciliación y la paz, tan necesaria y deseada” y lamentó “la grave situación humanitaria en la que se encuentra esa población”, a la que expresó su cercanía.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) se reunirán este lunes por videoconferencia con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba, en un encuentro que coincide con el aumento de la tensión entre ese país y Rusia por las tropas que el Kremlin ha desplegado en su frontera común y por su decisión de cerrar el estrecho de Kerch.

  • Se espera que los ministros de Exteriores incidan con Kuleba en el apoyo que mantiene la UE a la integridad territorial de Ucrania desde que Rusia se anexionó en 2014 la península de Crimea y la ciudad de Sebastopol.