La tercera ola de contagios por covid-19 que se vive en México a alcanzado a personas de todas las edades a pesar de contar con cuadros completos de vacunación.

Síntesis visitó el hospital General del ISSSTE en Tláhuac donde conocimos la historia de la maestra Margarita Niño Pérez que durante esta tercera ola perdió a su esposo, además ella y su hijo se contagiaron.

Con lágrimas en los ojos y la voz entre cortada la maestra Margarita relato que luego de que su esposo salió positivo a covid-19 sólo sobrevivió cinco días, a pesar de contar con un cuadro completo de vacunación.

A pesar de que el esposo de la maestra fue hospitalizado, Margarita aseguro que no recibió la atención adecuada en el hospital del ISSSTE Bicentenario en Tultitlán además que fue obligada a recibir información de manera presencial a pesar de estar contagiada de covid-19.

“Perdí a mi esposo y a mi hijo estuve a punto de perderlo, y yo también me contagio, mi esposo tenía la vacuna Sinovac y mi hijo y yo tenemos la Cansino de una sola dosis” señaló la maestra Margarita.

La maestra asegura que aunque sigue todas las medidas sanitarias, no se explica en que momento entro a su casa la Covid-19, por lo tanto no se se siente segura de regresar a clases el próximo 31 de agosto.

“Debemos esperar, yo tengo compañeras que se han contagiado hasta tres veces” señaló la docente de educación primaria, quien además señaló que se debe incrementar los cuidados en menores de edad.

Los hijos de Margarita también son docentes, sin embargo su hijo mayor se contagio y ni la vacuna lo salvó de presentar un cuadro delicado por la enfermedad.

Entre lagrimas la profesora recodo su peregrinar para encontrar atención hospitalaria para su hijo, sin embargo, recibió buena atención en el hospital militar, lo que considera le salvo la vida.

“En el hospital militar me lo recibieron, me los estabilizaron, ellos mismos me dijeron que no se podía quedar ahí porque es derechohabientes del ISSSTE y nos trajeron al ISSSTE de Tláhuac” recordó la maestra.