Luego de la agresión que sufrieran a manos de familiares de un paciente de Covid-19 procedente del Estado de México, personal de salud que labora en el Hospital General de Tula se manifestó bloqueando la carretera Tula-Tepeji, para exigir el cese de las agresiones contra los médicos y enfermeras que laboran atendiendo a enfermos de coronavirus y demandaron más apoyo para su trabajo.

Luego de que el domingo pasado un paciente de Covid-19, oriundo del Estado de México, quien recibía atención en el Hospital General de Tula y se lanzara del tercer piso tras sostener un altercado con el personal médico, sus familiares por la tarde lo sacaron por la fuerza del nosocomio, a bordo de una camioneta roja, tras agredir a los médicos y enfermeras mientras sacaban a su familiar y lo trasladaban a bordo de la batea, sin ninguna protección, amenazando a los doctores y exponiéndose y exponiendo a los presentes a un contagio.

Por este motivo, el personal del hospital de Tula se manifestó bloqueando la carretera Tula-Tepeji, exigiendo que se terminen las agresiones, pidieron respeto a los familiares pues se trata de personal médico que está arriesgando la vida por la de su familia.

Demandaron más insumos y bioseguridad, detuvieron las labores y advirtieron que no tolerarán más agresiones por parte de familiares.

Sobre este incidente, la Secretaría de Salud del estado de Hidalgo indicó que derivado de los sucesos y agresiones registradas la tarde del pasado 17 de mayo a personal del Hospital General de Tula, las autoridades de la SSH procedieron con el protocolo de sanitización del área Covid-19 y de Urgencias de la Unidad Hospitalaria de Tula, así como analizar nuevas disposiciones de ingreso al nosocomio.

De acuerdo con el reporte de la Dirección del Hospital, el paciente identiicado bajo las iniciales J.A.O., fue ingresado el pasado 14 de mayo al Hospital General derivado de que mantuvo contacto con familiar directo que falleció por esta enfermedad.

Fue este domingo, durante el pase de visita de médicos, cuando el paciente fue diagnosticado como positivo a COVID-19, por lo que, a petición del usuario, el médico en turno revisó la medicación correspondiente, momento en el cual, fue atacado por la espalda y privado de su equipo de protección por la persona en revisión.

Después del incidente reportado por el personal médico, el paciente agresor rompe una ventana del hospital para posteriormente descolgarse, resultando con fractura de pierna y algunas cortaduras, por lo que es ingresado nuevamente al Hospital para su adecuada revisión y atención, sin embargo, momentos después, cinco familiares del usuario arribaron en una camioneta color rojo e irrumpieron de manera violenta y sin contar con las medidas de protección para extraer al paciente.

Tras decidir llevarlo al municipio de su residencia, los familiares regresaron al Hospital de Tula para pedir su reingreso, pero derivado del proceso de sanitización correspondiente y necesario para salvaguardar la integridad del resto de los usuarios y personal del Hospital, ya no fue aceptado.

Se determinó recibirlo en el Hospital de Respuesta Inmediata Covid-19 de Actopan, en donde se encuentra hospitalizado para que lleve su proceso de recuperación.

Es de destacar que, a petición del propio personal del Hospital ubicado en la Región de Tula, ya se analizan próximas medidas para salvaguardar y garantizar la seguridad de los trabajadores de la salud, tal como lo instruye la visión de atención e inclusión del Gobernador Omar Fayad Meneses.

Es importante que la población continúe con las recomendaciones de las autoridades de salud tanto federales como estatales para evitar más casos positivos de Covid-19.

La SSH indicó que si en esta semana los hidalguenses logramos resguardarnos en casa, mantener una sana distancia, realizar un aseo personal extremo y evitar conglomeraciones, podríamos salir satisfactoriamente de la cuarentena.

Además, es indispensable mantener un respeto a médicos y enfermeras, quienes están al frente de la batalla contra el Covid, sacrificando su propia salud y sus tiempos para proteger la salud de todos los hidalguenses.

 

 

 

 

 

COMPARTIR