Hay muchas razones por las que me siento orgullosa de México, cultura, arte, patrimonio histórico pero nunca de su cultura machista-patriarcal que ve a las mujeres como un objeto, que se toma cuando se quiere, que se utiliza, se hiere, se subordina, se violenta, se viola, se descuartiza, se vende, asesinada de la manera más brutal ¿Cuántos casos más de bebes, madres, jovencitas mutiladas, vejadas, descuartizadas, lastimadas, tiradas en la vía pública como una bolsa de basura?

¿Cuál es el valor de una mujer en México?, para los tratantes y explotadores sexuales lo son desde cincuenta pesos hasta tres mil o más. Tendríamos que retomar “El modelo nórdico, que castiga al cliente para luchar contra las redes y el proxenetismo”. En Suecia, quien pague para tener relaciones sexuales es un delincuente. Este país fue el pionero, en 1999, en penalizar a los clientes de la prostitución, que pueden enfrentarse hasta a un año de cárcel. Su modelo, basado en el principio de que la prostitución es una forma de violencia contra las mujeres. EL PAÍS (2016).

¿Qué hacemos con el millón de pederastas mexicanos, que compran y producen pornografía infantil?, desplazando a Tailandia e ese deshonroso primer lugar, ya que México le ha arrebatado la corona de este asqueroso delito, que violenta la dignidad de la población más inocente y vulnerable – los niños y las niñas-, a veces abusando de la condición de las almas más pobres. ¿Qué hacemos con esos depravados que no se conforman mancillar la inocencia, sino además los asesinan de la manera más dolorosa. Brutal y lenta? ¿Los ahorcamos como en algunos países de Asia?, yo creo que sí.

¿Qué hacemos con los violadores que se aprovechan de las mujeres en el trasporte público, a las afueras del metro, las que van en la calle, las que van temprano o salen tarde de la escuela, las que les gusta asistir a fiestas, o las que simplemente estaban en el lugar equivocado? ¿Tendremos que hacer lo que hacen en la India?, donde sin clemencia ahorcaron a 4 violadores públicamente, quienes violaron y asesinaron a una joven de 23 años en un autobús. Yo creo que sí.

¿Qué hacemos con esa cifra que sólo mencionarla lastima el alma, 9 mexicanas a diario son asesinadas por sus esposos, parejas, novios, exnovios o desconocidos?, yo creo que habría que ampliar las condenas, averiguar los asesinatos, no dejar impunes los delitos, ya que lamentablemente el mayor porcentaje de estos está sin castigar y los delincuentes gozan de la libertad.

¿Qué hacemos en Puebla, donde hasta hoy 21 de febrero de 2020 ha habido 23 feminicidios? Según fuentes oficiales, porque si analizamos las otras fuentes, nos moriríamos de dolor.

¿Qué podemos hacer con casos como el de Tlaxcala, uno de los estados más pequeño de la república mexicana, pero que es cuna de los padrotes más poderosos del país? ¿De qué sirve que los Carreto Valencia se encuentran cumpliendo sentencias en Estados Unidos por el delito de explotación sexual Vanguardia (2020) si su legado sigue mancillando a las jovencitas de ese estado al aval de las autoridades, como lo podemos ver en videos de Youtube donde las autoridades policiacas solapan, encubren este terrible delito.

¿Cuántas Fátimas más? que si revisamos bien las noticias, son dos niñas con el mismo nombre violadas y asesinadas una de 7 años y otra de 12? ¿Qué les pedimos a las familias y a los hijos de mujeres asesinadas de la manera más vil, como Ingrid Escamilla, y mil nombres más alargan la lista de estos cobardes e impunes crímenes?

Como a la letra lo dijo Roxana Aguilar, Representante de la ONU para la Prevención del Delito y las Drogas, especialista en feminicidio. “El odio y desprecio de los hombres hacia las mujeres, son plasmados con la saña de los asesinatos, pues ahora se utilizan métodos como el ahogamiento, sofocación, el uso de sustancias y el fuego. Estamos claramente frente al epicentro de la violencia, cuyo centro es el ejercicio de poder, que funda un terror sistemático en el cuerpo femenino”, esto lo declaró durante el evento: “Feminicidios en México. Análisis y retos legislativos”.

Es aterrador saber que actualmente las mujeres entre los 15 y los 44 años, tienen una mayor probabilidad de ser mutiladas o asesinadas por hombres; que de morir de cáncer, malaria, accidentes de tráfico o por guerras.

¿Qué hacemos México de machos? Donde las marchas, las pintas de monumentos históricos, los días de duelo, no significan nada, donde los titulares están enrojecidos con la sangre de tantas, pero de tantas mujeres a quienes se les arrebato una vida llena de sueños y de porvenir.

¿Qué harán autoridades?, cuando han demostrado con el caso de la pequeña Fátima, que si se lo proponen encuentran a los asesinos. ¿Pero qué podemos hacer con Fiscalías como la de la mayor de las entidades del país, como Veracruz, Puebla, Guerrero, Estado de México, Morelos, Juárez, etc., etc. simulan su trabajo, no buscan a las desaparecidas, engañan a los familiares “diciéndoles que las están buscando”, cuando su alma ruega por un vestigio de esperanza, pero el burocratismo…, se burla, miente, comen tortas y hace fiestas de cumpleaños en los escritorios, donde archivan el expediente de una mujer que pide ayuda a gritos, sin que nadie la escuche y le ayude, en manos de su predador.

México, cuánto te amo, pero cuánto me dueles….

Aún tengo fuerzas para celebrar con algarabía el segundo aniversario de Eva y Lilith Radio que al día de hoy se transmite por CulturArte Radio, gracias Gina Meza por abrir las puertas a este espacio propositivo, que ha tenido diversas casas radiofónicas, pero que hoy este programa celebra difundir información oportuna, interesante, veraz, promoviendo el arte, la cultura, educación, ciencia, pero sobre todo la reflexión.

Cualquier comentario a mi correo vicky_barbara@hotmail.com o en mi página de Facebook, Eva y Lilith Comunicaciones Radio y Prensa. ¡Hasta la próxima!

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre