La creatividad y el talento de los jóvenes poblanos no tiene límites y el acompañamiento y asesoría de los académicos en la entidad ha permitido que estudiantes como Kiro Yakin pueda hacer su sueño realidad de ir en busca de formar una granja para criar conejos gigantes.

En entrevista para Síntesis el joven mencionó que ya cuenta con 50 ejemplares, cada uno de estos tiene un peso que fluctúa entre los 9 y los 10 kilos en promedio, pero su idea es aumentar más el peso y el tamaño de estas mascotas.

Indicó que desde pequeño tuvo afinidad por este tipo de animales y recientemente pudo hacer su sueño realidad de ir poco a poco adquiriendo más animales y reproducirlos.

Se tardarían cuatro años para conseguir que un conejo pese 14 kilos

“Se tardan un promedio de 3 a 4 años para reproducir esta especie gigante”, aseveró.

De acuerdo a estudios hechos con el ADN de estos animales encontró que pueden crecer más y no limitarse sólo a 10 kilos, sino a 13 o 14 kilos.

Por lo que ya ha investigado más sobre el tema y ha trabajado en el análisis de ADN para lograr que incrementen de peso, sin tener que recurrir sustancias de ningún tipo.

Lo único que le falta es apoyo económico para poder poner una granja grande y poner en práctica de forma amplia su proyecto, por ello es que esta en búsqueda de poder acceder a algún tipo de financiamiento de alguna institución o fundación de animales o incluso de particulares interesados en la crianza de este tipo de animales.

Kiro Yakin consideró que estos animales serían una excelente mascota, no sólo para niños, sino también para personas adultas que se encuentran en sus casas.

Estudiante de veterinaria descarta que el pelaje y el origen de conejos afecten la salud de las personas

“Los estudios hechos a estos animales descartan que el pelaje o el origen de estos hagan daño a la salud de las personas como antes se pensaba por los abuelitos”, precisó.

Ante dicha situación confió en que instituciones le apoyarán su propuesta que inicio como un proyecto escolar, pero que ahora se ha convertido en una prioridad importante para trabajar.

“Cuento con el apoyo económico y respaldo de mis padres para comprar alimentos a la semana para todos los 50 conejos gigantes, hasta el momento no he cuantificado el momento o presupuesto que se requiere para arrancar el proyecto de forma más amplia”, asevero.

El joven precisó que ya ha presentado la propuesta a la universidad donde estudia en el municipio de Huauchinango, con la finalidad de que le apoyen más con este proyecto que inicio como un trabajo escolar.

Aseveró que le gustaría tener eco en empresarios para respaldar este tipo de trabajos que ha emprendido para poder tener más animales de esta especie.

Además de mencionar que tiene ejemplares de todos los tamaños, en algunos casos tiene de un año y se ha percatado que alcanza un tamaño de adulto a los 8 meses.

“Estoy actualmente estudiando la genética para ver cómo hacer crecer más esta raza de conejos gigantes”, precisó

Actualmente Kiro Yakin, tiene 21 años de edad y cursa la licenciatura veterinaria y zootecnia en la Universidad de Huauchinango, en donde está contento y convencido de que puede lograr sus metas establecidas.

Sus padres de Kiro Yakin son comerciantes y han apoyado el sueño que tiene su hijo de tener una granja y le han impulsado para que el proyecto tome fuerza.

Este joven no sólo es talentoso, sino creativo y ha estado busca financiamiento para poder concretar el trabajo académico y de investigación que tiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here