El Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, aseveró que la gente está sorprendida y asustada porque continúa la pandemia y les preocupa que pudiera retroceder el semáforo epidemiológico, por lo que pidió a la población no bajar la guardia y este día extremar precauciones para evitar casos de contagios por coronavirus.

Lo anterior lo destacó durante la homilía realizada este domingo en Catedral, en donde realizó oración por el descanso eterno de los padres que han fallecido y también pidió a los padres vivos que ayuden a sus hijos, además de que sepan corregir con firmeza y estar cerca de ellos.

Aunado a lo anterior, exhortó a los padres de familia a compartir cansancio y esperanza con sus hijos y mantenerse en unión familiar.

“Les pido saber perdonar, abrazarles para cerrar heridas que ha sido difíciles y que aún están abiertas”, precisó.

Monseñor, afirmó que los hijos requieren encontrar a sus padres con los brazos abiertos cuando regresan de sus fracasos.

Asimismo, refirió que el ser padre es un don de llevar a una familia y de llevar a sus hijos de la mano y corregirlos con mano firme cuándo sea necesario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here