Han pasado cuatro años de la obtención del bicampeonato del equipo Coyotes de Tlaxcala, un hecho que ha quedado escrito en la historia del fútbol tlaxcalteca. Una actuación redonda fue la que tuvo el plantel dirigido por el argentino Silvio Rudman, que coronó los torneos de apertura 2016 y clausura 2017 con sendos títulos, ante una serie que en ambos casos lo enfrentó anta Irapuato.

Para ello quiero rescatar un escrito que encontré en redes sociales y que explica lo acontecido. Con previa autorización de su autor Giovanni Valdez, quien vivió de cerca este logro, así lo trascribo:

“Un bicampeonato con sabor a mermelada de fresa, fue la que degusto el Coyote hace cuatro años en la segunda división profesional. Gratos recuerdos vuelven a mi mente de un equipo histórico y ganador.

El festejo se adelantó desde el partido de ida, al ganarlo de forma holgada 3-0 en el estadio Tlahuicole, el doblete con el sello de la casa y alma del plantel: Víctor Mañón. Si, aquel jugador que ahora se extraña con nostalgia al verlo como en los viejos tiempos, siendo el artífice de Tepatitlan en la final de la Liga de Expansión. Era un marcador definitivo que en nada se pareció al duelo final del anterior torneo, el Apertura 2016, donde la final fue de alarido, que terminó con empate global 5-5 y que se definió en penales, con anotaciones de Paco Santillan y el propio Mañón, que a la postre lo ganarán para tener medio pie en el ascenso MX.

Sorpresivamente la trinca no fue la sombra de aquella serie épica, que en aquella ocasión la camiseta 13 le dio la espalda y mostró a un equipo solo, poca entrada y sin el ambiente de las emblemáticas porras que mostraron su enojo al enterarse que la franquicia se iría a otra plaza en caso de ascender. Pero eso no importo el ambiente los pusieron los tlaxcaltecas que fueron y explotaron de jubiló al minuto 64 con el gol del ojiverde a pase de José Almanza.

Así los aficionados que hicieron el viaje en tres camiones para ser testigos de la coronación de una temporada bajo el mando de Silvio Rudman. Fue una fiesta en el estadio Sergio León Chávez, donde hubo lágrimas, abrazos y fiesta, la misma que se traslado al vestidor que se convirtió en un manicomio lleno de euforia al haber cumplido la meta. Todos celebraron: jugadores, directivos y amigos, en esa ocasión mi camisa blanca fue teñida y con aroma a uva, por unirnos al festejo.

Más tarde en el hotel, el plantel celebró de forma sencilla alrededor de la alberca que estaba frente a las habitaciones de los jugadores, dónde hubo cena y botana. Jugadores y cuerpo técnico intercambio comentarios y por supuesto muchos ¡Salud! Fue un ambiente más relajado a lo que había tenido en el coso futbolístico que se encontraba frente a su guarida. Al día siguiente, después del desayuno estaba programado el regreso, que les tenía preparado una sorpresa de la directiva al alistar un festejo a lo Real Madrid en la cancha del estadio Tlahuicole, donde se preparó una fiesta con su afición, esta vez no hubo recorrido como el trofeo del torneo anterior, pero si un recibimiento a cada jugador con luces, música y buen ambiente.”

Así concluye con esta crónica de un hecho que se ha venido a sumar a lo que el balompié local ha tenido, como la primera experiencia en profesional con Lobos de Tlaxcala, la llegada en segunda división de Guerreros de Tlaxcala, el paso fugaz pero exitoso de Linces de Tlaxcala que fue el antecedente al camino que se vivió en Liga Premier y ahora se disfruta en la liga de expansión mx. Se espera que el siguiente torneo ya con la experiencia ganada se tenga un mejor desempeño.

Entraron en acción

Este fin de semana volvió la actividad deportiva rumbo a los Juegos Nacionales Conade 2021. Durante tres días deportes como atletismo, tenis de mesa y boxeo, participan en el regional con sede en Morelos y dónde los ganadores estarán en la siguiente fase.

Vaya que la participación ha sido una catarsis para los deportistas, después de los momentos difíciles que se han vivido por la pandemia y que provocó que se vieran momentos de incertidumbre y preocupación por la contingencia sanitaria, ahora ya con un mejor panorama, aunque el Covid-19 se mantiene, se han abierto los espacios y poco a poco la actividad se ha comenzado a normalizar.

Otro deporte que también este fin, tuvo actividad, fue el taekwondo que llevo a cabo la elección de sus representantes estatales y así tener participación en el proceso de juegos nacionales. Así como ellos, otros deportes se sumarán a este proceso, siempre con estrictas medidas sanitarias para evitar algún contagio por este virus que durante más de un año, ha castigado al mundo.

Comentarios para esta columna de recuerdos al correo detriunfosyfracasos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here