La Fiscalía General de la República (FGR) señaló este jueves que el juzgado que liberó a a José Ángel Casarrubias Salgado, alias El Mochomo, implicado en la desaparición y muerte de los normalistas de Ayotzinapa, fue sobornado con varios millones de pesos.

Este jueves, a través de una serie mensajes de Twitter, la Fiscalía relató que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) obtuvo pruebas que apuntan al soborno.

Ordena jueza liberar a El Mochomo, líder de Guerreros Unidos

La SEIDO tiene autorizadas por un juez competente, intervenciones que señalan el cohecho por varios millones de pesos realizado por individuos cercanos al imputado, a personal del juzgado, para que decretara la libertad; motivo por el cual, se obtuvo el arraigo de José Ángel“, apuntó la FGR.

Un audio difundido por medios nacionales revelaría cómo la madre de Casarrubias Salgado habló con el abogado de la familia sobre la entrega de algo a cambio de la libertad de su hijo.

Ya como quedamos, dando y dando. Nosotros no le vamos a quedar mal”, se escucha decir a la mujer en la grabación. “Nosotros somos personas serias. Nosotros no vamos a quedarle mal”, agrega.

-“Nos van a avisar a qué hora se firma, si la juez ya lo firmó y se van a hacer los oficios”, le respondió el abogado.

-“Ande, ya nos estamos hablando por teléfono. ¿Me presentaría el acta en la que ya está firmada la libertad?”, cuestionó la mujer.

-“Él nos avisa a qué hora está firmando mañana. Cuando nos avise, yo les aviso a ustedes”, contestó el abogado.

El jueves, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) había anunciado una investigación al juzgado que liberó a José Ángel Casarrubias Salgado.

El miércoles, un juez liberó por falta de elementos a El Mochomo, uno de los presuntos líderes del cartel Guerreros Unidos, involucrado en la desaparición de los estudiantes en septiembre de 2014, aunque fue recapturado de inmediato.

La Fiscalía relató que el 24 de junio la Policía Federal Ministerial detuvo a Casarrubias Salgado en el municipio de Metepec, Estado de México.

Posteriormente lo presentó ante el juzgado segundo de distrito de Procesos Penales Federales, “donde le decretaron auto de libertad negándole valor a pruebas que fueron admitidas en 2014“.

La FGR explicó que ante la decisión del juzgado de no vincular a proceso a Casarrubias Salgado se formuló una nueva imputación por delincuencia organizada que permitió su recaptura y este jueves un juez autorizó un arraigo por 40 días contra el detenido.