El presidente municipal de Amozoc, Mario de la Rosa, tendrá que rendir cuentas y esclarecer las acusaciones de las que ha sido objeto por parte de los pobladores, que el jueves ocasionaron diversos desmanes al inmueble de la alcaldía e incendiaron patrullas y vehículos particulares.
El gobernador Miguel Barbosa Huerta, reconoció que en dicha localidad hubo una expresión violenta, y sentenció que el alcalde tendrá que esclarecer las inconformidades de los habitantes.
“Vamos a investigar también las inconformidades, la parte que están denunciando del alcalde”, afirmó.
No obstante, subrayó que también se investigará a las personas que están detrás de los desmanes.
“No vamos a permitir que ese tipo de acusaciones violentas se estén dando; así que la autoridad también va investigar y determinar la responsabilidad de todos las expresiones violentas que hubo ayer”, explicó en entrevista.
Dijo que ya se presentaron denuncias de parte de los que estuvieron en los sucesos y se tendrán que determinar responsabilidades.
“En este tiempo no vamos a permitir que se violente la ley así”, apuntó el mandatario estatal.
Barbosa añadió que lo sucedido ayer en Amozoc con asuntos de intereses, como lo son el tema de las pipas de agua, de partidos políticos que se están aprovechando; “la toma de carreteras y el cierre de la presidencia municipal es absolutamente ilegal”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here