En México, el sistema penal cambió a un modelo de corte acusatorio adversarial y garantista, con miras a los derechos humanos y justicia expedita. Para ello fue necesario realizar reformas constitucionales y crear un código que homologará el proceso penal en el país.

Es así como se crea la reforma constitucional en materia penal del 2008, estableciendo que el proceso penal tendrá por objeto el esclarecimiento de los hechos, la protección del inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados por el delito se reparen. Cabe destacar que dicha reforma se centra en el respeto y garantía de los derechos humanos.

La relación de la reforma penal del 2008 y los derechos humanos comienza a partir de la manera en que se privilegiaba el castigo de los culpables sin tener una idea de justicia, donde encontrábamos problemáticas de la inexistencia de la obligatoriedad de probar los hechos y que, en el caso de que esta prueba sea insuficiente para demostrarlos, la decisión judicial deberá favorecer al acusado del delito. Asimismo, esta reforma establece caminos novedosos y ágiles para la solución de conflictos causados tanto por delitos graves como no graves, al agregar medios alternativos de solución de controversias.

En otras palabras, en el sistema acusatorio penal las funciones de la acusación y de enjuiciamiento se encuentran completamente separadas, por ejemplo, el ministerio público tiene que desahogar las pruebas y probar su acusación frente al juez, quien deberá de actuar de forma imparcial, escuchando en igualdad de condiciones a la acusación y a la defensa. De esta forma podemos observar cómo los derechos humanos complementan un juicio de ponderación de a quien están favoreciendo. Esto quiere decir que sin ese complemento dejaríamos atrás derechos humanos que son importantes para la dignidad de cada persona y en general esta sería una situación de gravedad, es por eso que el proceso penal también tiene como una de sus finalidades la protección del inocente.

Por ejemplo, la persona a la que se le atribuye la participación en un delito, es decir, el imputado, es un sujeto de derechos a quien se le escucha para resolver lo que corresponda conforme a derecho, de la misma forma se garantiza la participación activa del imputado y de la víctima directa o indirecta sin limitar su intervención en el proceso. En el caso de la prisión preventiva actúa como medida cautelar, así se genera como la excepción y se impone de oficio en ciertos delitos sin vulnerar la libertad de la persona. Existen diversos tipos de jueces que se encargan de diferentes etapas del procedimiento, esto a fin de evitar un prejuzgamiento.

Por otra parte, la transversalidad de los derechos humanos en materia penal busca fortalecer la práctica de todas las autoridades con base en la obligación existente en el respeto, la protección y la garantía de los derechos humanos de conformidad con los principios de Universalidad, Interdependencia, Indivisibilidad y Progresividad en el ámbito de sus atribuciones o competencias ya que las normas sobre derechos humanos, dada su naturaleza, establecen siempre “pisos mínimos de protección”, por lo que son susceptibles de ampliación. De ahí la importancia de conocer las herramientas que nos permiten exhortar contenidos específicos de los derechos, aplicarlos y ajustarlos a los casos y contextos concretos, para definirlos y darles sentido.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo somos un organismo que existe con el propósito de proteger a todas las personas, de forma individual y colectiva, frente a las acciones y omisiones de autoridades y en algunos casos de particulares que atenten contra la dignidad humana. Teniendo como obligaciones el respetar los derechos humanos donde exigen que el Estado debe abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos, su protección que requiere que el Estado impida los abusos de los derechos humanos contra todas las personas, así como la obligación de realizarlos ya que el Estado debe adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos.

Con la intención de supervisar que no se vulneren derechos humanos, en su caso en materia penal, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo brindamos la protección, defensa, estudio e investigación para combatir toda forma de discriminación. Conociendo de quejas por presuntas violaciones graves a derechos humanos, así como por actos de discriminación de cualquier autoridad de la Administración Pública Estatal o Municipal.

FOTOEspecial
COMPARTIR